10. CIUDADANO ILUSTRE

El escritor se surge de la combinación de una pluma, un papel y enorrrrrmeee dosis de vanidad. El Ciudadano Ilustre proclama que no hay una Verdad sino una versión de los hechos que se impone sobre otras. Una pena. Porque cuando la versión de los hechos no era la que esperaba el Ciudadano Ilustre, éste sí que luchaba por la Verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *