Uncategorized

DESEO CARNAL

Hoy he pasado una tarde rara. Con los años  uno se va volviendo maniático y tiquismiquis con las personas y las cosas. Parece que tener cerca de nosotros ciertos objetos nos da una seguridad que se tambalea cuando nos faltan esta suerte de amuletos. Esta tarde me había puesto a escribir a mano y de repente eché en falta los dos bolígrafos que más suelo usar. Lo cierto es que, aparte de objetos apreciados, son dos buenos bolígrafos. Al poco, apareció uno de ellos y eso me tranquilizó porque es el que lleva conmigo más tiempo. Pero el otro aún no. Y es la flor de mi secreto, que diría Almodóvar, porque me lo envió hace casi tres años Rafa Lahuerta desde su hermosa papelería valenciana. Una serie de una marca suiza que ya dejó de fabricar ese modelo. He pasado la tarde revuelto. He buscado, rebuscado, pensado y repensado. Y no aparece. Probablemente no hubiese usado hoy ese bolígrafo. Probablemente no lo fuese a usar en días. Pero esta tarde me he sentido como si me hubiesen amputado algún miembro fantasma. Porque a saber quién encontrará esa hermosura diseñada para escribir solo cosas bonitas y que hará con ella. Y a saber a quién le va a contar mi querido, mon semblable, mon frère Caran d´Ache todo lo que hemos vivido y escrito juntos. 




******






En el suplemento de El Mundo hay una reseña muy elogiosa sobre «¿Quién te cantará?», la última película de Carlos Vermut, autor de la maravillosa «Magical Girl». «¿Quién te cantará?» es muy floja. Un pastiche de imágenes que recuerdan al David Hamilton de nuestros primeros pornos, por decir algo.»Tiernas primas» (1980), por ejemplo. Me llama mucho la atención que la banda sonora de la película se sostiene sobre una canción de Mocedades, que da título al filme, y la espectacular «Procuro olvidarte», que popularizó Bambino en España y en Italia devoró Ornella Vanoni. Para Luis Martínez, crítico de cine de EM de La Méndez, la película oscila entre el hiperrealismo y una pesadilla. Sobre todo, esto último. 








******










Para historias complejas, la compleja y mafiosa operación que ha obligado a retirarse a Alejandro Talavante, justo el año de su faenón en San Isidro. Detrás de su adiós, el boicot de su antiguo apoderado el cuernócrata charro Toño Matilla, de Matilla de los Caños, Salamanca, cuenta Javier Negre en EM de La Méndez. Talavante, siempre exquisito, eligió para comunicar su decisión de irse del toreo el Hotel Palafox de Zaragoza. Como Loquillo.  A lo grande. 




*****












Plaza y Janés ha publicado «Cómo volé sobre el nido del cuco», de una chica madrileña que firma con el seudónimo Sydney Bristow. La autora está afectada por un trastorno de personalidad límite y escribió el libro tras 37 días de ingreso en un planta de psiquiatría, presuntamente, donde ingresó tras un intento de suicidio muy serio. 
Empezó a contar su historia en Forocoches y ya ven, tras 300000 lectores y 8000 comentarios, el libro en la calle. Mas que el libro de Sydney, que leeré en breve por interés profesional, me preocupa mucho mas el reportaje que le dedica Irene Hernández de Velasco y esa frase entre los escombros: «quería que el suyo fuera un noviazgo de película….». Y luego la culpa, de Werther. 




*****
Y sin querer he vuelto a escribir. Y a correr, frenesí, deseo carnal…..10 kms. de Salinas. Muy lento, pero, en fin, es lo que hay…





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *