Uncategorized

El fin de la minería (I)

28 días. Hasta hace poco eran los días que la ciencia estimaba necesarios para crear un nuevo hábito. Una reciente investigación publicada en MUY INTERESANTE ha ampliado el plazo necesario para transformar una conducta anómala en un hábito saludable (o viceversa) a 66 días. Vamos, que hay que esforzarse un poco más si queremos ser mejores. Parece lógico. Hollywood, en su perpetua preocupación por el bien común, siempre ha preferido edulcorar la realidad a admitirla sin ambages. Aunque con tanta azúcar lo que suele salir de sus factorías nada tenga que ver con lo real. De ahí que Walt Disney Corporation le impidiese a la artista gráfica Taryn Simon que fotografiase sus instalaciones. Algo que no se atrevieron a a hacer ni la CIA ni la NASA. «La población necesita fantasía para escapar a la angustia de estos años tan violentos» esgrimieron como argumento los guardianes de la ilusión y del Pato Donald. Pero pese a Hollywood y sus valores genuinamente americanos debemos estructurar nuestras vidas en torno a la realidad. Porque quien trabaja con la fantasía o se estrella o acaba en la neurosis, esa forma de insatisfacción vital que tanto dinero lleva a las consultas de psicoterapia.
28 días quedan para las elecciones municipales y autonómicas. Asturias también participa en ellas. Estas elecciones exhiben una llamativa diferencia con las que yo he conocido en los 22 años que llevo viviendo en el Principado. Son las primeras que se celebran sin la presencia en primer plano del histórico exlíder minero Jose Angel Fernández Villa. Como se sabe el exdirigente ugetista está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupcion tras su intento de regularizar mediante amnistía fiscal 1,4 millones de euros. A nadie que conozca algo de la política local le es ajena la capital importancia del personaje en el runrún social de la región asturiana de los últimos 30 años. De ahí que Asturias se enfrente en 28 días no solo a un cambio de caras en los ocupantes de los escaños de la Junta General del Principado. Es el momento en que, como dice Bonifacio de la Cuadra en su «Democracia de papel», los partidos políticos deben ceder, en beneficio de los ciudadanos, gran parte del excesivo poder que se arrogaron con la Constitución de 1978. Y es el momento en que los asturianos han de decidir si optan por un modelo social renovado. O bien prefieren seguir siendo gobernados por un núcleo familiar de corte, digamos, «mediterráneo». 28 días que serán contados desde este blog verso a verso, paso a paso.

6 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *