Uncategorized

LA PLAYA ALUCINADA

Seguimos con el gris perla en el cielo. Estas mañanas que traen esta paz brumosa, tan asturiana.  Recuerdo algunos fragmentos de Marta y María, la novela de Palacio Valdés, tan ligada a la villa de Aviles. Desde los balcones de la margen izquierda de la ría ambas hermanas disfrutaban largamente de los amaneceres sobre la ría. Era cuando la gente iba de excursión a los alrededores del faro y para comer solo llevaban arroz y una cazuela. El resto de ingredientes los pescaban sobre la marcha. De la mar al plato. Empieza la mañana. Ni el plomo del cielo es capaz de aplastar la alegría que me acompaña. Llega de cerca el olor del café colombiano de la mañana. Y no es achicoria.




*******


No sé cuanto habrá de cierto en las páginas de las Memorias de Juan Luis Panero «Sin rumbo cierto», del año 2000, que no pude leer en su momento y que ahora voy leyendo a ratos. ¡Qué tipo tan terrible y destructivo! Y sin embargo,¡qué bien acompañado estuvo siempre! Toda su vida fue una adolescencia intensa, interminable e inmadura. Hay veranos donde señalando una gran intensidad vital anota haber leído Últimas tardes don Teresa, Arde el mar (que me mandó mi madre) y El bello verano, de Pavese, en francés, por esforzarse. Lo mejor de todo es su visita a Ecuador y su impresión de haber visto que «allí estaba el origen del mundo y haber comprendido a Darwin». Desopilante.




*******




La historia de la pasión amorosa femenina no tiene nada que ver con Blancanieves. Es una historia que, como casi todo en Occidente, arranca en Grecia. La historia de una mujer y un espejo. 






********
Los sueños que la vida aún no corrompe. El futuro que espera como página blanca. -Luis Cernuda-






********


¡Qué bonito lo que escribió Cat en la playa revuelta! ¡Tiene tantas razones¡. Dos lectores esperando a que sus escritoras les expliquen la vida y la gloria.






********




Este recorte, saliendo de entre las aguas. No es posible, en serio. 

7 Comentarios

  • cat

    Posicionamiento manantial = No entiendo de qué va. Pero… ¡Excelente fenotipo! ese es el motor de explosión acelerado de los genotipos.

    “Fenotipo = genotipo + ambiente + desencadenantes + azar. Esta fórmula captaba de manera sucinta, pero magistral, la esencia de las interacciones entre herencia, azar, ambiente, variación y evolución, que determinan la forma y destino de un organismo."

    Sobre maternidad subrogada (la madre no pone genes suyos) habría mucho que hablar. Una gestación subrogada altruista me parece perfecto, y a callar; la lucrativa, depende.

    Se impone la genética. En mi trabajo ella acabará identificando a la micobacteria y dando la sensibilidad a fármacos. R. Koch, Löwenstein-Jensen y Canetti están diciendo adiós menos de doscientos años después. Perdemos el genotipo, la forma, el color…

    Leo tres libros de divulgación. En dos usan los autores su biografía como MacGuffin y en uno, además, la enfermedad mental familiar. El Gen de Siddhartha Murkherjee, Mi gran familia europea de Karin Bojs y Breve historia de todos los que han vivido de Adam Ruherford. ¡Vuelta al cole, genial!

  • cat

    No es suficiente con mi interpretación libre de la gramática y la ortografía. Hay un error a las 20.21. Debe decir: perdemos el fenotipo, la forma, el color…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *