Uncategorized

LA PLAYA, COBRE Y TEQUiLA ( a las mujeres valientes)












Esto llegó anteanoche:




«La playa como un espejo, una playa como todas las playas del mundo, múltiple como un caleidoscopio, paseo, orillas de dunas, cantos rodados o agreste diente de perro con sus lagartos estirados bajo el sol. La playa y el hombre como un animal parlante. A la playa llegan pecios en forma de palabras sueltas y también de libros, fragmentos de películas, fotógrafas que contratan para que le escriban largas cartas de amor. Las olas espumosas como las nubes, la playa como espacio de salvación para los naúfragos, como paseo y contemplación y aquella frase de Duras que era asidua de la playa de Trouville en Normandía: «Quien ve el mar ve el mundo.»




………….




El gran reportaje del año sobre «gestación subrogada» lo firmó Yaiza Santos hace un trimestre para El País Semanal. No voy a contar nada mas del tema. El daño causado a la autora aún dura. Pero mientras haya mujeres así, seguirá habiendo sociedad porque seguirá habiendo Justicia.




———
El Viejo Casale ha vuelto a la playa. Anoche, como un viejo pirata sacó un viejo mapa, una botella de ron y con esa forma delicada y cauta que tiene de contar las cosas difíciles  me recordó que nunca se deben perder los buenos modales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *