Uncategorized

LA PLAYA LUCHA

El artículo que publiqué ayer en La Nueva España sobre la Gestación Subrogada ha provocado una interesante catarata de reacciones al respecto. Lo más frecuente es que la mayoría de los lectores sepan mas bien bien poco sobre el tema. No es un tema fácil y es relativamente nuevo, de media docena de años para acá. La segunda reacción en frecuencia ha sido la del olvido y la ocultación, actitud habitual en quienes llevan varios planes quinquenales instalados en cómodas butacas y vestidos con luengos ropajes; o bien, viviendo de escribir cuentos sobre la historia de cruentas revoluciones que nunca sucedieron, como decía. Unos cobardes. A defender las rotundas palabras de Pedro Sánchez en contra de los «vientres de alquiler» salieron no los intelectuales, que ya no les quedan, sino los estandartes. El feminismo en particular se ha volcado en defensa de la «la integridad y el respeto al cuerpo de la mujer» como si dejar que las mafias y las agencias de alquiler de úteros sigan funcionando a su antojo fuese un escudo antibalas para las pobres chicas que se embarazan por cuatro chavos para que otros puedan jugar con sus hijos. Este feminismo abanderado por mujeres otrora muy inteligentes muestran en estas cuestiones su peor cara. El feminismo que teme un verso de Quevedo o brama contra una columna de Pérez Reverte, o sea, dos molinos de viento pero apenas nunca contra los recolectores de hímenes vírgenes. Será curioso observar la reacción de los colectivos homosexuales al respecto, muchos de cuyos miembros nutren la mayor de las solicitudes españolas de GS. 


A mí, personalmente, el asunto ni me va ni me viene. Ni tengo hijos ni pienso tenerlos. Lo que me atrae del tema, como de otros tantos similares, es que la solución al problema se toma alejada de toda deliberación al respecto. El Comité Español de Bioética es un órgano asesor del Ministerio (politizado ya que son las CCAA  quienes eligen sus 12 miembros). Mención especial merece el Catedrático de Penal de la UPV, Romeo Casabona, único discrepante en el documento del CEB elaborado para aconsejar al Gobierno prohibir la GS.
Estamos cayendo en un marasmo social y de valores muy peligroso. La invasión, la colonización de la bioética por la política está causando graves consecuencias. Las primeras podemos encontrarlas ligadas a este tema. La Sociedad Española de Fertilidad también ha elaborado un documento (que cuelgo en otra entrada) elaborado por auténticos expertos en el tema y que es fruto racional de un trabajo bien hecho. En este país todo parece ser evidente menos los más necesario, la Medicina. El documento de la SEF ha sido descalificado con veladas acusaciones como las de servir de apoyo a la implantación de empresas «especuladoras» que buscan un rápido beneficio económico. Esto lo dice un partido lleno de imputaciones por haber sido, presuntamente durante más de 40 años una vulgar «agencia de colocaciones». No quiero ir mas lejos. Voy a guardar energías para lo que viene. Porque no podemos quedarnos cruzados de brazos. La paz social española se construye sobre una trama de afectos, de intereses comunes que es preciso recuperar a golpe de consenso no a base de eslogáns ni falsas acusaciones.
La responsabilidad como ya se comentó ayer no es exclusivamente política. También atañe a intelectuales y a los profesionales del gremio. Me contaba una compañera que en el último Congreso Nacional sobre el tema no se dio ni un solo tema de ética ni de subrogaciones.
Yo no me canso. Seguiremos buscando las razones y las estrategias necesarias para provocar cambios en lo que se va legislar en breve. No podemos caer en una crisis que incapacite o ralentice la toma de decisiones en la práctica médica. 
Resulta curioso, señala Diego Gracia en otro texto, que en la época del declive del «estoicismo» y sus resignaciones, en la época en que la Medicina convierte un deseo en derecho (véase, madres lesbianas) se pretenda hacer con este tema un anatema y cercenar los proyectos de vida de esas parejas llamadas anómalas. Por cierto, la Santa Madre Iglesia ni se ha despeinado. Estarán felices los grandes estandartes. Ya somos de los nuestros.








******


La niebla cubre la playa. No se ve ni un alma. Al fondo suenan acalladas las sirenas de los cargueros que esperan llegar a puerto. Habrá sol y buen tiempo. Tendrán razón los días laborables pero es preciso haber muerto de amor varias veces para admitir que me dueles.









*****




AL PRIMER RAYO DE LA LUZ DE LA MAÑANA….
DESPIERTO SIEMPRE PREGUNTANDO DONDE ESTÁS…
CON MI ALIENTO EMPAÑO EL CRISTAL DE MI VENTANA…
Y VEO LOS BARCOS ECHARSE AL MAR…


¡NAVEGA SOLA, NAVEGA SOLA…!









*******




Ayer superamos las 400 visitas al blog. Aviso a navegantes. La mayoría de las entradas contienen alusiones personales, algunas de claro matiz amatorio. Quede constancia de que no siempre es una mujer quién me hace vibrar con 10 minutos de paseo. Y no soy ambidextro.








3 Comentarios

  • BLANCA DE LAS HERAS AZOFRA

    Sigue pendiente el tema de la GS y me temo que, al escocer tanto, se intentará evitar, lo que en mi opinión es un asunto delicado y real que requiere de discusión y consenso, la realidad no se puede negar, hay casos dramáticos de explotación de vientres de alquiler y otros que no conllevan riesgo ni atentado a la dignidad de la mujer. Semeja a la legislación sobre la prostitucion, hay que ir a por los proxenetas y explotadores y penalizarlos, son un insulto a la dignidad humana. Nadie conoce a las prostitutas de lujo, cobijadas en su decisión personal de elección y su vida normalizada, con trabajos cualificados. Pensemos.
    Qué la mar nos susurre, es el silencio que más dice

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *