Uncategorized

Me lo dijeron mil veces

Los periódicos del domingo llegan anegados de babas hacia la nueva Familia Real. Las cosas no han cambiado y me imagino que irán a peor con el conocimiento que Letizia tiene sobre el gremio. Gran parte de la responsabilidad de la estulticia de nuestra Monarquía cesante la tiene precisamente la enorme corte de periodistas aduladores de los que se rodeó el hijo de Don Juan. Creo que en estos momentos de la vida nacional lo más razonable es dar una oportunidad a Felipe VI y apoyarles. Pero que no nos cuenten historias de los terribles sufrimientos que tuvo que soportar Letizia por elegir a un modisto extranjero o de lo que han fortalecido su carácter las intrigas palaciegas. Estaremos derrotados pero no vencidos. 




*****


Por lo general, no hay parte del periódico que haga más daño al cuerpo humano que los suplementos de Salud. La columna que escribe Nuria Ramírez de Castro en ABC es de cottolengo, que diría Antonio Resines en «Opera Prima». Sobre el Plan del Ministerio de Sanidad de lucha contra el alcoholismo. Es de un partidismo pepero que atufa. Cuenta lo que le parece de la ley, basada más bien en valores que en la fuerza de los hechos. Cierto que hay un recuerdo a Elena Salgado, ministra socialista que cometió también parecidos fallos que la Mato pero al menos no nos metió al Opus Dei en el vino. Se recuerda a Salgado como gran luchadora contra el tabaco y como gran paladina en la defensa de la Salud Pública, medida que yo apoyo en sus íntimos aspectos.
Pero para tomar decisiones adecuadas es necesario saberlo casi todo ¿Alguien ha evaluado TODOS los efectos derivados del cese del consumo de tabaco? ¿Alguien sabe qué cosa pueda ser el pensamiento sistémico en el Ministerio de Sanidad?
Quienes trabajamos con adictos solemos ver con frecuencia como la abstinencia en el consumo de sustancias ilegales suele acompañarse de un incremento llamativo en el consumo de las drogas llamadas legales. Y que yo recuerde, el profesor Perez Arellano, un internista librepensador que nos daba clase en Salamanca, nos informó de que el tabaco era una droga terrible para el pulmón y el aparato cardiovascular. Pero que era factor protector al menos en hasta siete enfermedades, alguna de ellas de gran prevalencia. ¿Se sabe qué patologías se han incrementado con la abstinencia tabáquica, si es que alguna lo ha hecho, claro? ¿ O dónde se han ido las ansiedades que mitigaba el pitillo mañanero? Porque también sería importante estar al tanto. 
Todo esto lo contó ya hace años Peter Skrabanek en su libro La muerte de la medicina con rostro humano, que, más allá de todas las prohibiciones, es la verdadera tragedia de nuestro tiempo.
Espero que la ministra Mato y Nuria Ramírez de Castro pongan el mismo énfasis en la lucha contra la pobreza y las terribles diferencias de renta per cápita entre los españoles. Que ahí si que hay factores de riesgo…
Ya lo cantaba Jarcha: «La cadena es siempre igual. Eslabón que a tí te sueltan, a otro se lo apretarán».






******




Toda relación sentimental que se precie necesita al menos tres ingredientes: una fecha de aniversario, una conversación inacabable y un himno.
Hoy les daré una noticia. Mi «relación de pareja», que dicen los horteras, empezó el día 22 de setiembre de 1992, en el parque ovetense de El Campillín, una tarde veraniega. Unas horas antes el artista lanzaroteño César Manrique había muerto en accidente de tráfico en la rotonda de Tahiche. Y me tocó darle la noticia a ella, que había crecido en la isla más bonita junto a  la sombra del genio de Manrique. Fue la primera vez que me sentí touché de verdad. ¡Como no voy a estar en deuda con el periodismo!




*****


La conversación sigue y sigue…



*****


El himno, lo canta Olga Román:












21 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *