Uncategorized

Perros que hablan

El sábado vimos en el Valey, excelente sala de teatro, el último montaje de mis adorados Joglars: El coloquio de los perros, basado en una de las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes. Cipión y Berganza son dos perros a quienes una noche se les concede la facultad de hablar. Y así, durante unas horas, ambos canes elaboran una visión del ser humano tan descreída como indulgente con sus miserias. El montaje es bueno. Y no vamos a descubrir ahora a Ramón Fontseré, ni a Dolors Tuneu, ni a Pilar Saenz. Con estos mimbres, Joglars hacen una actualizada versión de una de las mejores novelas cervantinas, ésas sobre las que algún desalmado escribió hace poco que son el evidente resultado de que Cervantes se agotó en El Quijote. Pues no, aquí está El Manco de Lepanto con toda su fuerza, trocando el desencanto por una sonrisa, expresando sus precauciones hacia el buenismo y la sensiblería y envasando las penas del día a día en un ánfora repleta de sano estoicismo.

«Qué le voy a decir.. si solo somos perros que hablan», le dijo un día en un funeral Tierno Galván a un amigo, según cuenta Félix Bayón en la dedicatoria de su novela ADOSADOS, finalista del Nadal de 1995. Esa majadería dicha por el Viejo Profesor es una las frases que el psicoanálisis difundió para hundir el legado del gran Pavlov, el ruso que «caminó hacia el espíritu a lomos del experimento para transmitir la enseñanza evolucionista fundamental: que el hombre no escapa al medio». El hombre que levantó el primer sello para aclarar el libre albedrío, la facultad de obrar o de no obrar. Nada que tenga que ver con el habla de los perros.

******

Según la Teoría del Sujeto concretada por Carlos Castilla del Pino, un «sujeto deshonesto» sería aquel en cuya vida no hubiese correspondencia entre los ámbitos público, privado e íntimo de su existencia. Anna Caballé hizo un durísimo retrato de Umbral como sujeto deshonesto.  Rosa Sala Rose lo ha hecho de César González Ruano, por similares razones. Ayer, en el impagable UNPLUGGED dominical de Jabois me entero de que Gabriel García Márquez, el gran Gabo, a quien despedimos con flores amarillas y cantando al amor, distinguía tres estancias del alma: la pública, la privada, y para evitar males mayores, ¡la secreta!. ¿Quién se atreve con Gabo?

52 Comentarios

  • Anónimo

    Suerte vamos a necesitar…
    Qué país.
    Hoy un paciente me ha dicho que el gobierno ha traido el ébola para exterminar a las clases bajas….una peste bubónica que arrastre media población y resuelva la crisis económica.

    VV

  • Art

    Crisis, Cataluña, Ébola, paro, corrupción, tarjetas black, blac, bla, bla, bla. Y nosotros en el camino esperando a Godot, Gadot, Gadoy, Gajoy, Rajoy. No aparecerá hoy, pero mañana seguro que sí.
    Éste no se pone de perfil: es el hombre invisible.

  • Anónimo

    Y perros que no pueden hablar y esperan ser sacrificados, curioso que maten al perro y no al vecino que también debe haber estado en contacto con la enferma, y los enfermeros colegas, y los édicos del hospital, el perro podría servir a los investigadores, qué dicen los doctores? Pobre perro

  • Anónimo

    Pues el mayor experto en ébola, un belga, creo, ha dicho que el perro no debería ser sacrificado. Del ébola se sabe muy poco, en realidad. Cuando llegaban los médicos la población ya había muerto. Una de las primeras personas que visitó un poblado muerto fue una asturiana con la que yo trabajé, María Neira, hace ya unos cuantos años.
    Hace unos días un antropólogo que ha trabajado en Liberia nos contó cosas que yo desconocía, y que tienen mucho que ver con la forma en la que se extiende el virus en esos países. Cuando muere alguien en algunas zonas de Liberia y Sierra Leona, los familiares conservan el cadáver hasta veinte días en casa. Es el tiempo requerido, aparte de cuestiones espirituales, para que se pueda avisar a familiares y éstos puedan llegar hasta el poblado. Durante esos veinte días el cadáver es sometido a lavados y a la aplicación de aceites y plantas para desecarlo. Algunas familias entierran el cuerpo bajo la casa y lo desentierran cuando llegan los familiares.
    Uno de los problemas es que apenas existen estudios clínicos porque nunca ningún blanco había enfermado. Sólo negros y en lugares aislados. Se conoce el virus, claro, pero desde que alguien es contagiado hasta que la enfermedad se manifiesta el período varía de dos días a veinte. ¿Es real esa ventana, o simplemente es que no hay datos más preciso?
    La extensión de la epidemia en esos países ha tenido mucho que ver con los ritos funerarios y con el temor a que el fallecido "no descanse" si llegan las autoridades sanitarias y se llevan el cadáver. Durante esos veinte días quienes lavan esos cuerpos acaban enfermando también.
    Si el perro contribuye al estudio, como asegura el experto belga, no se entiende que lo sacrifiquen.
    P.

  • Meca

    Ella misma hablando para los medios!!! Ingresada!!!!
    De cuidar a un ébola a unas oposiciones, luego a ver a su MAP y luego a la pelu.
    No tiene desperdicio nada de lo que se dice.

  • Anónimo

    De los creadores de salvar a excalibur ahora llega "las mangas me quedaban cortas" y "las peluqueras que depilaron a la enferma".
    Esto es una novela por entregas.

    Y mañana el Nobel de literatura, está la cosa entre García Martín, Xuan Bello y Murakami.
    ch

  • Anónimo

    Nacho Villa, ahí ahí: ha decidido que el ébola no es noticia en la televisión de Cospe.

    Tres días retirado de ejercicios espirituales y el mundo ha cambiado:
    Censuran el último libro de Gregorio Morán El cura y los mandarines, qué no dirá. Manifestaciones por un perro, ¿nos hemos vuelto locos? Médicos que se enteran por la prensa de los positivos de sus pacientes. Ninguna sorpresa en lo de Fernández Villa como tampoco la habrá cuando emerja la basura de otros púgiles ovetenses.

    Algún creyente tenemos, que rece por todos nosotros. Los protocolos o más bien la falta de ellos es para…, cierro la boca.

    ¿No tienen la sensación de que todo está a punto de estallar?, de una vez.

    M.A.

  • Anónimo

    Es todo un despropósito. La carta del médico que atendió durante 16 horas a la paciente con una mascarilla de quirófano y después con un traje con las mangas cortas es terrorífica. Y se entera por la prensa que su paciente es positiva. Él, un ejemplo de profesionalidad.
    P.

  • Anónimo

    "Ninguna sorpresa en lo de Fernández Villa como tampoco la habrá cuando emerja la basura de otros púgiles ovetenses."
    Ah… el sabio recurso de esto ya se sabía. Qué lástima que todos los que saben callan.

    ch

  • Anónimo

    ch, yo no digo que lo sabía, digo que no me sorprende. Hay diferencia. Por ejemplo, yo no sabía que el nuevo mandamás de RTVE estaba a sueldo del PP siendo columnista de ABC, y sin embargo no me sorprende. Sé, eso sí lo sé, como "trabajan" ciertos sindicalistas en Hunosa. Y ahora pídeme que vaya al Juzgado y nos reímos juntos.

    Gabino de Lorenzo es un honrado ciudadano que ya fue investigado por la Justicia con un resultado cristalino, ¿no?

    M.A.

  • Anónimo

    Hombgre, hombgre…(que diría el maestro) hace tiempo que nadie se sorprende de estos asuntos. El decir "no me sorprende" lleva implícito el "yo ya lo sabía".

    ch

  • Anónimo

    No, no va implícito. Más que sorprenderse de estos asuntos, raro es el día que no hay 3 casos nuevos, es hacerlo con la gente a la que pillan. Me sorprendería Felipe VI y sin embargo su padre… qué quieres que te diga.

    M.A.

  • Anónimo

    Humanos.

    Tiene razón Pérez Reverte, había que poner el perro en observación y sacrificar a algunos.

    "Para explicar a uno cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta hacer un máster. Pero unos tienen una mayor capacidad de aprendizaje que otros"

    Freetown (Sierra Leona) 7 de octubre de 2014.

    Soy un médico español en Sierra Leona trabajando con una ONG en el tema del ébola que, como ya saben, está azotando a una parte de África desde hace más de 6 meses, y que ahora, desgraciadamente, ha llegado a España. Se trata del primer caso de contagio directo de ébola fuera de un país africano en la historia de la enfermedad. […]

    Usted debe tener conocimiento a estas alturas de que los equipos de protección personal, técnicamente llamados PPE (Personal Protection Equipment, aunque los llamaré trajes, para abreviar) que se usaron como protección no eran los adecuados para esta enfermedad. Como ya debe saber, la OMS tiene diferentes grados de protección según la enfermedad a la que se hace frente, y el ébola requiere el nivel más alto de protección por su gravedad, su alto riesgo de contagio y, sobre todo, por el poco conocimiento que los profesionales tenemos de la misma. El traje adecuado aísla completamente del entorno, no hay ni una micra de piel sin protección, sin cubrir, y algunos de los elementos son dobles, como es el caso de los guantes.
    Los compañeros que entran regularmente a una zona de riesgo, zona de aislamiento o que puedan estar en algún momento en contacto con pacientes sospechosos o confirmados, además de llevar el traje, reciben un entrenamiento de 2 semanas en un centro adecuado y por profesionales cualificados. En nuestro caso, aquí en Sierra Leona, es Médicos Sin Fronteras quien nos da el entrenamiento, probablemente los profesionales con más y mejor experiencia, los que mejor saben tratar y gestionar el ébola.
    Las medidas de protección son muchas más que el traje de protección, y se llevan a efecto constantemente (espray con agua clorada, recipientes para lavado de manos con agua clorada en cada esquina, desinfección con este mismo tipo de agua para suelas de zapatos, etc.). Solo para darle una idea: la colocación correcta del traje (PPE) lleva unos 10 minutos, y la retirada del mismo es un proceso de unos 20 a 25 minutos donde se siguen estrictamente unos pasos ordenados y bajo la supervisión de dos personas: una, continuamente desinfectando con espray; y otra, recordando los pasos que hay que seguir. Incluso los más expertos en el tema, los que entran a diario en las zonas de riesgo varias veces -porque no se puede estar con un traje de este tipo más de una hora por peligro de deshidratación-, incluso los más habituados al largo y tedioso proceso de poner y quitar el equipo de protección personal, se olvidan a veces de algún paso o se equivocan en el orden de los procesos y protocolos, y eso puede llevar al contagio.
    Para muestra un dato: más del 90% de los trabajadores de salud infectados (que son muchísimos), se infectaron por no seguir los protocolos adecuados o por no llevar el traje adecuado, todos por fallo humano. El otro 10% se contagiaron fuera del entorno de trabajo, por algún familiar, relaciones sexuales, etc.
    En fin, no quiero aburrirles más, pero es todo muy complejo y no es de extrañar que lamentablemente haya habido un contagio. Ojalá que se quede solo en eso y se aprenda de los errores (si los hubo) y, por encima de todo, que todo vaya bien para la colega infectada.
    Atentamente

    Dr. Jose Maria Echevarría

  • Anónimo

    En los centros de salud un protocolo recibido por e-mail, supongo que el PPE estará por ahí no me han dicho donde. Por supuesto ninguna explicación, charla o clase.
    ch

  • Anónimo

    Anteanoche vi a Espada en un interesante debate sobre lo de Cataluña en la 1. No sé si me hizo sonreir más su huera y chulapa suficiencia con los párpados entrecerrados (¿si le molestan los focos por qué no se pondrá unas rayban?) o esa pelambrera de "locuela" que luce. ¿Alguien sabe quién es su peluquero? Perdón por la ordinariez, quise decir estilista. Desde luego, los soberanistas van a acabar con este hombre: hace tales esfuerzos por hacer análisis profundísimos que un día se nos va a herniar y no sé si hay bragueros de diseño.

  • Anónimo

    Arcadi está rejuvenecido, aunque creo está más guapo con el pelo corto, seguro le han recomendado dejarse el pelo largo, en general los de derechas llevan el pelo corto y engominado, su imagen renueva el tópico capilar. Me gustó la discusión con Juliana, las dos cataluñas, y parece que se divierten, al menos discuten con humor aunque Espada se defiende con sarcasmo y una habilidad metafórica de primer espada.

    • Anónimo

      Usted se ha quedado en los setenta. Ahora la melenita es más de gente de derecha: échele un vistazo a las fotos de los seminarios de FAES y otros saraos de esa tribu. No me dirá que Marhuenda es de izquierda. ¿Se acuerda de la melenita que lucía el peligroso izquierdista Aznar?

  • Anónimo

    Aparte de un petulante, Espada es un fabricante de secesionistas, un aliado objetivo de Junqueras. Para ellos son más peligrosos Juliana, Laura Freixas o Vidal-Folch.

  • Anónimo

    Veo el debate. El maestro está inmejorable. No hace análisis profundos, pues las tesis nacionalistas se desmontan con argumentos sencillos como hace él frente al irrisorio Juliana y un tal Sanchís que no sabe definirse así mismo.
    Si no lo han visto vayan a la web de rtve y disfruten.
    ch.

  • Anónimo

    Ayer leí que uno de los mangantes de las tarjetas de Bankia había comprado libros. Sorprendiome.
    El tal Iraunzo dándose a la vida loca mientras clamaba por la austeridad en intereconomía y con el federico, el tal Spottorno dirigiendo al Rey mientras le hacían masajes filipinos y compraba lencería.
    Que bien todo. Vamos camino de una mayoría absoluta de pablemos.

    ch

    • Anónimo

      El que acude a la vida privada de alguien para descalificarlo se descalifica. Es porque no puede hacerlo de otro modo. Como diría Loiayirga.
      Iranzo y Spottorno ya eran unos impresentables mucho antes de su uso de las tarjetas. Lo que ahora se sabe simplemente corrobora lo que ya se sabía.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *