Uncategorized

Piratas y pájaros

En una semana se han ido el gran Leguineche, Juan Gelman, poeta firme de vida terrible, Pacheco, mejicano con el que mucha gente se reía mucho y hace un par de días, Félix Grande. A Grande, cuya poesía me encanta, le hace hoy una mortaja muy considerada en EP el padre Cruz. Cruz amortaja a Grande per vía di levare. Cuando cualquier profesional serio sabe que lo de Grande era per vía di porre….de  unos cuanti marrones…Esta cosa boba de querer ocultar ciertas incompetencias estando el cadáver caliente…

*****

Anteayer en la televisión pública asturiana informaban de los 100 primeros números de un periódico gratuito. Para ello se hizo un pequeño festejo al que acudieron como clavos  los alcaldes de la cuenca del Nalón. Hoy leo en un Espada recurrente y taxativo:Entre las obligaciones de los gobiernos, y del establishment, y hasta de la realidad en general, está la de llevarse francamente mal con el periodismo, dificultar su trabajo y jugar sucio con él. Si esto sucede de otra forma, no se tratará ni del periodismo ni de la democracia.
La  clase política actualmente gobernante no está dispuesta a cambiar nada de nada. Y menos a soltar sus mochilas de dependientes y subvencionados varios. Así que ya saben los asistentes a esos eventos: ni periodismo ni democracia.

*****

Manuel Bousoño, en La Nueva España, habla sobre las consecuencias psicopatológicas del mundo actual. Dice que creer en Dios evita enfermedades mentales. Supongo que llegará a intuir que con esas razones todo está permitido: la homeopatía, el curanderismo, los sanadores, y en fin, las reliquias de Santa Teresa y la Sábana Santa. Bousoño se me aparece al nivel de Pierre Dukan, el jeta francés al que han dejado funcionar hasta que se han hecho de oro con su método. Ahora que llegarán las demandas por los efectos secundarios lo declaran «nongrato». Los franceses son malvados con los que pierden. Cuando se juntan creencias y ciencia, la verdad salta por la ventana.

*****

Convención del PP. Creo que hay gran exhibición de comulgantes con ruedas de molino, de camelleros que trabajan en ojos de aguja y de cursos intensivos para hacer que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda….

*****

Fin de semana en la muy bella ciudad de Girona, donde se han rodado tantas cosas. La ciudad anda envuelta entre estaladas. Siente uno no haber venido antes por aquí venciendo al rechazo visceral que me producen nacionalismos cabreros y banderas de abril. Y siento no haber venido antes porque, para bien o para mal, aquí es donde está la noticia ahora, la ardiente actualidad. Y no está de mas contemplar hasta donde puede llegar la borregada despendolada. Por lo demás, la fría y reumática Gerona, la ciudad de los cuatro ríos, tiene un increíble atractivo y una situación privilegiada como encrucijada hacia Francia, Italia y Europa Central. Me llamó la atención la ingente presencia de población musulmana, sobre todo en Salt, Ah¡ Por primera vez en mi vida probé los calçots, una exquisitez, una delicia que se trabaja a mano. Tuve buen maestro a la hora de entrar a matar para pelarlos, como se puede comprobar en este gráfico:

*****

Y se nos fué Zapatones, el sabio de Hortaleza. El fútbol en las venas, la camisa en el casino y la maestría en el pantalón del chándal. España le llora.

17 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *