Uncategorized

«Que un psiquiatra vaya a casa como en Avilés es anecdótico en el 75% de España»

Los años de crisis se aprovecharon para no avanzar; no se acaba de apostar por la salud mental»

28.05.2017 | 04:57

J

Un año más, y ya van 14, Avilés será sede el Simposio nacional sobre tratamiento asertivo comunitario, a cuyo frente está el doctor Juan José Martínez Jambrina, director de salud mental del área sanitaria avilesina. El encuentro se celebrará los días 29 y 30 de junio en el Hospital San Agustín, y el periodo de inscripciones ya está en marcha.
-Es el segundo congreso de tema comunitario más antiguo a nivel nacional. Y cuesta mantenerlo. El tirón que tiene es gracias a que tenemos un público muy fiel.
 Sigue siendo necesario hablar del tratamiento asertivo comunitario, es decir, abordar la enfermedad mental en el domicilio del paciente.
-Sigue haciendo mucha falta. Parece mentira que después de 14 años sea así. A nivel nacional la rehabilitación de los pacientes de salud mental está en manos de los Servicios Sociales o de asociaciones de pacientes, es decir, del Tercer Sector. Las regiones que apostamos por la rehabilitación desde lo público somos sólo Andalucía, Asturias, Galicia y pocas más.
 Existe, entonces, una gran diferencia.
-Exacto. Nosotros estamos haciendo lo canónico: que salud mental se haga cargo de todo el trayecto del tratamiento de los enfermos mentales salvo alojamiento y reinserción laboral, que sí deberían de ser de Servicios Sociales. Pero la mayor parte de las comunidades no tienen competencias desde lo sanitario, estamos con un 75 por ciento del país que va incorporando la filosofía de lo asertivo comunitario pero con un engranaje muy particular. Que un psiquiatra vaya a un domicilio es un hecho anecdótico en el 75 por ciento del Estado. Lo cuento en San Sebastián y no se lo creen. Por eso, sigue interesando incidir. El domicilio de los pacientes tiene que ser un foco de intervención mucho más frecuente que ahora. Es una pelea poner el énfasis en la prevención, desde los entornos más cercanos, que es donde puedes tratar a la gente, formar a los familiares, prevenir ingresos. La clave es estar muy cerca, hacer seguimientos intensivos para prevenir hospitalizaciones y que quien tenga que hospitalizar lo haga voluntariamente. Es otra cosa que nos interesa mucho: evitar medidas coercitivas.
 ¿Reclaman cambios legislativos para permitir que este modelo se implante en toda España?
-Una de las cosas que más nos interesaría es que se reactivara el consejo interterritorial y que se recuperara la estrategia de salud mental que se elaboró en 2007. Llevamos un parón legislativo en materia sanitaria de entre cuatro y seis años.
 ¿Pasa en salud mental como con Educación, que cada pocos años hay un baile de política?
-No de una manera tan estridente, pero es un poco esto. Sólo siete comunidades han cerrado los hospitales psiquiátricos, quedan ocho, y además son todas las importantes. Hay que ir avanzando en ese sentido y volver a apostar por lo comunitario. Ha habido unos años de crisis donde se aprovechó para no avanzar. Pero sí se incrementaron las camas de hospitales de psiquiátricos privados. No se acaba de apostar definitivamente.
 Y, sin embargo, usted afirma que existen evidencias de que es el mejor modelo.
-Sí, el modelo comunitario demuestra ser superior en todo tipo de parámetros. Una red de servicios de salud mental de buena calidad integrados en la comunidad está asociada con mejores resultados en la utilización de servicios, mejores resultados para los pacientes y mejores resultados sociales. Las pruebas científicas arrojan una abrumadora mayoría que apoya la desinstitucionalización y un cambio hacia la salud mental comunitaria. En el congreso presentaremos también la red EuCoMS, la red europea para el desarrollo de los servicios comunitarios de salud mental. El objetivo principal es que desde el Parlamento Europeo se desarrolle este modelo comunitario en todos los países europeos. Vamos a tratar de presionar, que lo político tome conciencia clara, que es lo que ha faltado hasta ahora. Dictámenes políticos que obliguen al cumplimiento de leyes.
 ¿Qué otras actividades del simposio destaca?
-Tenemos la presencia de Germán Berríos, el principal historiador de la psiquiatría. Es la presencia estrella, un valor reconocido a nivel mundial. Luego presentaremos nuevos equipos que se van abriendo, sobre todo en Baleares. Vendrá gente del equipo de Ibiza y una experiencia que nos interesa mucho del hospital Virgen de la Macarena en Sevilla. Y luego tendremos una parte dedicada a los derechos de los pacientes, la situación actual del cumplimiento de la convección de Nueva York de los derechos de las personas con discapacidad. Para la clausura estará Alan Rosen, catedrático de Australia, que es una de las personas que a nivel mundial más está haciendo por movilizar los modelos comunitarios. También presentaremos la Asociación Nacional de Tratamiento Asertivo Comunitario. Hasta ahora había la asturgalaica, de ámbito regional, pero hemos constituido una nacional porque pensamos que ya hay una red suficiente de gente que está trabajando en esta línea y en este modelo. El objetivo es vigilar el desarrollo del modelo en otras comunidades autónomas.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *