Uncategorized

Tras el temporal

LO PEOR QUE SE PUEDE SER EN ESTA VIDA ES UN COÑAZO. (Michi Panero, refiriéndose a su hermano LMP, fallecido hoy)


*****

Toda mudanza lleva consigo una desgracia desesperada por salir. Esta es la primera frase de El váter de Onetti, la novela de Juan Tallón, uno de los escritores españoles mas interesantes de la última década. Tallón funde en ese introito genial  y arriesgado la fortaleza escéptica y altiva de Cela,  que le prestó unas cabezas de rana, con la sabiduría botánica de Cunqueiro que le prestó la flor del azúmbar. Con las cabezas de las ranas, las flores  y el aliento de Risco, Blanco Amor y otros cuantos orensanos ilustres, Juan Tallón ha hecho una novela que levanta el ánimo y cura la desazón de novia o escozor de virgo. Pasen y lean.


*****


Escribe Manuel Jabois en EM que el 11M no fue origen de nada. Bien que el libro de Jaime Ignacio del Burgo contra el que dispara sea un planfleto reaccionario y confuso. Pero cambiaron demasiadas cosas de golpe en este país tras el 11M como para que Jabois acierte en su aserto. La primera de ellas es el tener  que convivir con graves dramas no resueltos. El propio Del Burgo, por ejemplo.


*****


Ahora toca subir a los altares a Gaziel, el catalán que se moría de morriña en la Meseta de posguerra. Me parecen excesivas estas maniobras editoriales. Magnifican tanto a los autores que acaban quemándolos porque cuando uno toma uno de esos libros hiperpublicitado en sus manos y lee unas líneas con frecuencia se da cuenta de que ese reino ya no es de este mundo… Mas valdría seleccionar dos o tres buenos libros de cada uno y punto. Pero esto de querer colocar como imprescindibles las Obras Completas de todos ellos es una insensatez. Sigue quemándose mucho papel, me temo.
Por cierto, al que creo que le han hecho una edición crítica es a Ruanito.


*****


Las Meditaciones en el desierto, de Gaziel. Se trata de un libro excelente, como suelen serlo los dietarios de todo gran escritor. Empezando por la muy hermosa foto de la portada: La Gran Vía madrileña nevada, de Catalá-Roca. Mal ejemplo de desierto.





55 Comentarios

  • cat

    Vi a Panero en la misma época y sitio en que Sarapo me vio a mí. ¡Si ese Panero era poeta aviados vamos!
    De zapatillas de deporte no puedo hablar mucho en lo que a mí se refiere.
    ¿Puedo poner el ejemplo de mi hijo? Hubo que comprarle algún par de zapatos para las ocasiones. Para hacerse una idea, no tira ninguna, cinco largas baldas de libros, liberadas, que están en su zona han sido ocupadas por sus zapatillas … y si todas, pues también. La raza degenera.

  • cat

    Hombre, MA. Imprescindibles en el Pazo. Y el enfado de mi suegra cuando me veía tirar con ellas para el pueblo a comprar la prensa. No encontré otra forma de llevar secos pies y pernera del pantalón. Ser de patas largas es lo que tiene.

  • Anónimo

    Los de avilés recordarán esta tienduca:

    "Erase una vez que había una alpargatería. Estaba hacia la mitad del primer tramo de la calle de la Cámara. Muchos avilesinos aún se acordarán de ella, aunque habrá a quienes el tiempo se la haya borrado de la memoria o, en el mejor de los casos, la recuerden sólo y de forma difusa cuando alguien la mencione. Es que un comercio de esa naturaleza suele pasar bastante desapercibido porque el material que exhibe en sus escaparates no tiene nada de espectacular aunque, por su utilidad, sea de uso casi universal. Zapatillas, alpargatas, playeros, tenis, wambas y otros calzados cómodos o simplemente ligeros, siempre sin pretensiones, suelen ser su oferta. Pero ésta que nos ocupa destacaba por su originalidad. Contaba entre sus productos con algunos ejemplares de la última moda de deportivos americanos, el último grito en marcas de los ídolos, negros y gigantes, del baloncesto de la NBA, que le sería imposible encontrar en ningún otro comercio de lujo o gran superficie.

    Un día la alpargatería cerró y se demolió el edificio cuyo bajo ocupaba. En su lugar se fue construyendo otro. Era moderno, pero afortunadamente sus hechuras no chirriaban con las construcciones contiguas, manteniendo la fábrica de piedra alrededor de los vanos de los bajos. Estos se cubrieron de grandes y luminosas cristaleras y, tras ellas, se instaló una coqueta y amable cafetería. Nacía El Café de Joey."

    Es de un artículo de Francisco Sánchez en LNE.

    ch

  • Anónimo

    Y qué me dicen de los Alcántara? lo de ayer fue digno de Godard por lo menos.

    Yo nunca fui de Felipe. Y menos mi padre. La evolución de mi padre es sintomática. Primero votó a Tierno Galván y después a un partido casi fascista como era Unió Valenciana. Fue un producto claro de la deriva valencianera provocada por Las Provincias, el diario más pernicioso que ha habido en este país.

    BT

  • M.A.

    ch, es usted muy joven para las Tampico.

    No me puedo creer que solo Meca y yo los llamáramos playeros. ¿Tenis, en Avilés? El único tenis era ese de San Cristóbal, antro de pijería. ¡Quién lo ha visto y quién lo ve! Ahora dante dinero si te haces socio.

    Nunca he visto “Cuéntame”. La de conversaciones interesantes en las que quedé marginado. Lo hacían adrede.

    “Estoy” (las comillas son en deferencia a ana) con alguien que levanta pasiones, y odios. “La literatura es en apariencia algo tan sencillo como poner las palabras en cierto orden. Lo malo es que pruebas y nunca aciertas. Y entonces, maldita sea, comprendes que en acertar con el orden consiste también la lotería.”

  • Meca

    ¿Y dónde se reúnen ahora los pijos de Avilés? ¿En el Náutico de Salinas?

    Hace sol, los pájaros cantan a coro, el abedul comienza a despuntar mezclándose con las mimosas, yo tampoco he visto Cuéntame y Xuanín tiene fiebre muy bien tolerada.
    Buenos días.

  • lafoca

    Jamás he oído a ningún asturiano con un grado de pijez normal llamar bambas, tenis o zapatillas a los playeros. Tampoco, fuera de aquí, llamar playeros a algo distinto a los complementos que pueden usarse para ir a la playa.

  • Anónimo

    Bambas, en Catalunya. Lo sé por mis primos. Tenis en Murcia. Mis otros primos.
    En Valencia éramos más normales: zapatillas de deporte.

    BT

  • Anónimo

    zapatillas de deporte. ¡coño!

    al pan pan y al vino vino.

    y luego dicen que los valencians semos barrocos y nos pierde la estética. za-pa-ti-llas de de-por-te. Ni Onetti.

    BT

  • M.A.

    ¿Quedan pijos en Avilés?

    Estamos para ayudar. A ver Sarapo, vives en una pequeña franja de 500 m. de ancho con el metro cuadrado más caro de Asturias… Es normal, ¿son los peces conscientes del agua?

    La Cantina de la Renfe ye interclasista, admiten hasta valencianos y murcianos. El día que se dignen venir llevámoslos al vermú, callos, hamburguesa, y sartén de huevos, patatas y jamón. Luego los dejamos en el San Agustín, o directamente en La Carriona.

  • Anónimo

    Entonces Hewson (Bono), ¿es de derechas?:

    "El documental de la televisión francesa "Paraísos Fiscales, La Gran Evasión" realizado por Frédéric Brunnquell para TF2 en el año 2008 mostraría las supuestas contradicciones en las que incurriría su banda al canalizar sus ingresos a través de paraísos fiscales. Bono, no obstante, ha desestimado estas acusaciones en una entrevista concedida al diario The Irish Times, señalando el pago de millones en materia de impuestos que la banda realiza por sus actividades alrededor del mundo.
    En el año 2012, tras años de pedir aumentos de ayuda humanitaria a los países pobres, Bono ha cambiado su punto de vista sobre el combate a la pobreza. En un discurso en la Universidad de Georgetown, describió la ayuda externa como una solución temporal, y reivindicó el emprendimiento, el comercio y la libre empresa como la única manera de acabar con la pobreza a largo plazo. En 2013 Bono afirmó a The Guardian que la competencia tributaria internacional está vinculada al progreso socioeconómico de los países. Se comenta que una de las personas que más influenció este giro ideológico de Bono en favor de la economía de mercado, es George Ayittey, un economista y académico de Ghana."

    ch

  • Anónimo

    Viendo el video de Bono en el congreso del PPeuropeo… Rajoy no sabe si levantarse o sentarse si acercarse a darle la mano o no (Bono se la da a los de 1ª fila pero no a él)…no se lo pierdan.

    ch

  • Anónimo

    por alusiones. cuando yo era mocete en Murcia se les llamaba "bambos", mi madre que era de fuera me echaba la bronca cuando yo preguntaba que donde estaban mis bambos. ahora no sé cómo les dirán.

    Bruno

  • ana

    Lo de "bambas" viene de las zapatillas de marca Wamba de toda la vida. ¿No las recuerdan? Son antiquísimas, las de paseo (llamarles de deporte me parece exagerado) eran muy parecidas a las actuales Victoria. Así que las bambas de pijo no tienen nada.

    ¡Me encanta esta conversación!

  • Anónimo

    Sarapo, estará usted contento: el Madrid aumenta su distancia con el Barsa y además en el palco del Bernabéu se transmiten valores, según le confesó Florentino anoche a Évole en una entrevista que dejó en evidencia que es un aburrido y un imbécil moral. Lo que no me quedó claro es en qué bolsa cotizan los no especificados valores.

    • Anónimo

      Y eso ¿qué tiene que ver con mi post? ¿o es que los valores (¡) que se transmiten en ese palco tienen que ver con la lucha contra la evasión fiscal? ¿Está usted seguro que el Madrid en sus fichajes cumple y ha cumplido con sus obligaciones fiscales? ¿Está usted seguro de la transparencia de las cifras de los fichajes de Cristiano y Bale? Creo que debería haber dicho que al que han pillao con el carrito del helao es al Barsa, "justo" castigo al juego de sus directivos de permitir las parafernalias secesionistas en las gradas.

  • M.A.

    Con “Historias del Savoy”, de José Luis Alvite. Ya terminé. Yo era de los que catalogaban a su paisano como un genio. Ya no estoy tan seguro. Aunque tal vez sea un rasgo de genialidad el saber que sus escritos no son para un libro (se lo editan los amigos juntando retazos de aquí y allá), sino para una página de periódico o una breve lectura radiofónica. Lo mejor: el epílogo de David Gistau.

  • cat

    Estoy con MA en lo de Alvite. Un genio en corto y Twitter; en las distancias largas patina. No pude con ninguna de sus novelas.

    Le oí decir a un latinoamericano "que estuvo a punto de guindar los tenis" refiriéndose a verse muerto.

  • Juanjomj

    Le oí decir a un latinoamericano "que estuvo a punto de guindar los tenis" refiriéndose a verse muerto.

    No sería que estuvo a punto de guindarle los tenis a un muerto? No es la primera vez que lo veo…

  • M.A.

    Acabo de ver “El intermedio” dedicado al 11M. Todos representando su papel: ganar elecciones, vender más periódicos, aumentar audiencias radiofónicas. En un país normal, de esos de idiomas raros con muchas consonantes, estarían todos acabados. Aquí no. Aquí siguen escupiéndonos a la cara, desde los consejos de administración o desde el vientre de una ballena.

    El suelo que pisamos, el cielo que nos cubre, y el aire que respiramos es el mismo de ellos. ¿Cómo tener esperanza?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *