Uncategorized

Vagabundos

Con lo que ha llovido estos días he vuelto a ver algunas personas refugiarse de la lluvia en pequeñas cuevas o chabolillas. Poca gente es cierto, pero aún asoma algún indigente en lo que aquí  llaman «chupanos» una palabra que, según me contó un mendigo que atendí hace muchos años, alude a la propia función que designa: chupano, o sea: chupa no. O sea, un sitio donde no te mojas, una pocilga donde guarecerse de estos aguaceros que duran varios días y que inundan todo lo cercano al mar o a los ríos
 Tengo muchas dudas sobre la verdadera naturaleza de los mendigos que ocupan dichos nichos del subsuelo donde pese a la mugre la vida se aguanta. Si se trata de toxicómanos, la pregunta ofrece menos dudas. Pero hay vagabundos que no consumen drogas o a lo sumo, beben alcohol. En este punto recuerdo a George Orwell en uno de sus libros menos conocidos: «Sin blanca en París y Londres» que describe su deambular exploratorio por los albergues de indigentes de ambas capitales. Escribe Orwell: Un vagabundo no es un ser atávico nómada, como no lo es un viajante de comercio…. (…..) Es un vagabundo porque tal y como está la ley, o lo es, o se muere de hambre.
No estoy de acuerdo con Orwell. Hemos conocido y tratado a vagabundos que lo han sido por razones que se nos escapan. Por ejemplo,  casos de pertinaz querencia a dormir en un cajero prefiriendo la frialdad de la baldosa de la oficina bancaria a una cama en un albergue por el tiempo que fuese preciso. Yo creo que hay personas que sufren una compulsión que les obliga a viajar sin identificación alguna de forma obsesiva, sin saber a donde ni porqué ni para qué. Son los que Ian Hacking llama «Mad Travelers», sujetos que ponen a prueba los nervios de esta sociedad hiperanalizada e hipercontrolada
Revolviendo entre recortes de periódicos viejos encuentro esta noticia sobre los nuevos pobres de clase media, los de la crisis… La firma Alex Rodríguez en Barcelona, un 4 de Enero… de 1994.  Siempre estamos pariendo pobres. Pero algunos no quieren nada. Ni a nadie. Y no están enfermos. 





4 Comentarios

  • Anónimo

    Bienvenido, Sarapo.

    LOS TERTULIANOS.
    Ayer hacia las 23:30 los tertulianos estaban de acuerdo, había colas de hispanos votando y por tanto ganaría Hillary. Un rejuvenecido Carrascal entraba desde NYC diciendo que estaba claro y los demás repetían la idea. José Oneto tuiteaba la victoria y todos se iban a dormir.
    Con las primeras horas de la mañana la sorpresa se extendía y la búsqueda de explicaciones no encontraba argumentos. Un tal Dastis le decía a Alsina que sí pero no y que ya veremos. Cuando Alsina le preguntó por las líneas maestras en política exterior del nuevo gobierno le dijo que hoy no estaba allí para hablar de eso. El tal Dastis es ministro de exteriores.
    Los dirigentes sanitarios de todas las comunidades autónomas siguen enfrascados en tuiter lamentándose de que son malos tiempos para los progresistas y que lo importante es humanizar si con eso siguen pisando moqueta. Estamos a la espera del nuevo disco del cantautor de turno.
    Ahora que GWB nos parece un intelectual de izquierdas para la segunda mitad de la semana recomendamos "American idiot" de Green Day.

    ch

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *