Uncategorized

SMOKE EN LA PLAYA
















  • Esta playa que va desapareciendo comida por la suave subida de la marea. Este mar sombrío, plomizo y gris marengo que linda al norte con Inglaterra. 




  • Esta playa que es como el estanco de Harvey Keytel en Smoke, la mítica película de Wayne Wang. La vida son los pequeños detalles, los tropezones inesperados, los rayones en la chapa del coche, los amaneceres tan estupefacientes como tranquilizantes….
























  • Harvey Keitel es Auggie Wren, el dueño del estanco. Llega y levanta la trapa. Abre la tienda. Llega Paul Benjamin, que es William Hurt, que es Paul Auster.  Y hablan…. Son colegas de hace muchos años, de a diario…Paul es un novelista fracasado pero cree tener el secreto de la novela perfecta. Y se lo comenta a Auggie sin decirle nada más: 



  • -AUGGIE: Si no puedes compartir los secretos con tus amigos, ¿Qué clase de amigos tienes?
  • -PAUL: Cierto…. una vida así no merece vivirse.













  • Llega Jared Harris, que hace de Jimmy Rose, un parroquiano habitual. Y hablan….

Auggie Wren: Si sucede sucede. Si no lo hace no. ¿Entiendes lo que estoy diciendo? Nunca sabes lo que va a pasar después. Y en el momento que crees que lo haces, ese es el momento en que no sabes una maldita cosa. Esto es lo que llamamos una paradoja. ¿Me estás siguiendo?  
 Jimmy Rose: Sí, te sigo ya Auggie. Um, cuando no sabes nada, es como el paraíso. Yo sé lo que es eso. Eso es después de que estés muerto, y subes al cielo y te sientas con los ángeles.....






















2 Comentarios

  • Anónimo

    Agosto en la ciudad me fascina porque afloran todos los tarados que el invierno no deja ver. Tengo un nuevo fichaje. Bigotito Pérez. Zapatillas Paredes, calcetines blancos con ribetes azul y rojo, pantalones cortos, polo a rayas horizontales. Bigotito Pérez luce bigote de pelusilla adolescente. Debe tener 37 años y medio, quizás 38 y 5 meses. Da vueltas por el barrio. Pide una horchata y enciende un cigarro. Simula conversaciones con el móvil. Lo sé porque justo cuando simulaba una le han llamado de verdad. Ha sido cómico. Se ha puesto tan nervioso que se le ha caído la horchata encima. Por supuesto, era un error. Una llamada equivocada. Bigotito Pérez ha pagado y se ha ido.

    viejo Casale

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *