Uncategorized

Lágrimas de polvo

Toca sabatina. No me canso de mirar las olas. La vista del mar encrespado y ennegrecido por los nubarrones desde el despacho me hipnotiza y logro desembarazarme de preocupaciones. En cuanto me relajo, me sorprendo en pie frente a la pecera, con el calor del radiador en los pies. Todo en conjunto forma una sensación muy agradable, extraordinaria, que se confunde por momentos con eso que llaman felicidad. Hoy hace un día tan mayestático en lo meteorológico como para ir a visitar a Mario y a Conchi al Ronda 14, en Avilés. La comida no defrauda en absoluto. En la Calleja de los Cuernos de Avilés florece una de las mejores cocinas de Asturias. Y sin duda la mejor carta nikkei del norte de España. Una surtida selección de gunkans, tiraditos, nigiris y ceviches que pueden competir perfectamente con el presuntuoso Shunka barcelonés o con los Kabukis madrileños. Con todo, aún no me sacudo el obstinado, agrio y perseverante recuerdo del día de ayer. No es fácil asumir ciertas ausencias, ciertas deserciones; no es fácil vivir sin seguir en pie ante los ánimos de los más queridos ni ante las envidias de los más discretos. Pero la sensación que me inunda es de desesperanza, de tedio y de que el olor de la leña quemada en las chimeneas llega con aroma a despedida. Vagamente.

******
Arcadi Espada escribe el sábado pasado sobre la dimisión del Fiscal Torres-Dulce, un hombre que también amaba a Liberty Valance. Lo de menos es lo que dice sobre las razones del Fiscal para irse y las de Rajoy para obligarle a quedarse. No estamos de acuerdo. Es una declaración de buenas intenciones obtenidas en una sesión de güija. Porque estoy seguro que a mí no me presionará nunca Rajoy como estoy seguro de que nunca entrarán varios millones de euros en casa sin que yo lo sepa.
Lo que me interesa del artículo de Arcadi es una frase genial, una frase que vale por todo un relatorio de santos mandamientos. Y ante todo, una frase para un debate interminable: » El Fiscal es un hombre independiente. También en lo económico. Y la independencia económica provoca una gran independencia moral, como saben mejor que nadie los pobres». Le faltó al Fiscal no haber sido padre para ser un hombre inexpugnable, invencible, interminable. 

******
Gracias a Berta Vilas Mahou recupero la poesía de Pedro Casariego Córdoba. Un gran poeta que se apeó muy joven de la vida en marcha. Su padre, el arquitecto asturiano Pedro Casariego Hernández-Vaquero, escribe en el epílogo a POEMAS ENCADENADOS, el mejor libro de su hijo:  «Yo tuve un hijo raro. Sus virtudes poderosas, honestidad, estoicismo, austeridad, clarividencia, nos sirvieron de ejemplo y marcaron a fuego a la familia, que se hizo mejor». 


Aprended, gestoras mías, aprended que del maquiavelismo nunca obtuvo sociedad alguna nada bueno.

19 Comentarios

  • ∑ancr

    El moralismo es el agar nutritivo de los que se autorepudian. Está bien apuntar siempre al norte pero sabiendo que si tu brújula no es subjetiva eres un mero instrumento. Lo único sublime que yo encuentro en el cielo es un bólido que se pierde. Por eso el hombre moral y esencial, ese que no se equivoca nunca, solo es un dios absurdo y resentido que nos toma a todos por idiotas. Y encima que no se entera, nos fuerza.

    Las certezas morales no pueden ser otra cosa sino una abstracción postmoderna, convencional, muy de andar por casa. Verdad y reverencias, fuera de las aprehensiones físicas de las matemáticas, a estas alturas de curso, debería habernos ya quedado claro, separan la religión y el mito del tanteo del estado y el individuo.

    En general, optimismo. Al margen.

    Felices Fiestas

  • Anónimo

    No está nada mal la comida japonesa del Ronda 14, pero me parece que no es comparable con La Fuente la Lloba del Alto la Llama: exquisitez y delicadeza en los platos y en el trato, y espléndida belleza del jardín y del entorno.

  • ancr

    Lunes, sí. Trabajar por ser alguien entre otros y mantenerlo. La bobada de la vocación y todo eso. El craso error fue no entenderlo hace 20 años o más. Dentro del sistema, en el límite de la discapacidad, puedo permitirme aspirar a trabajar viajando en el tiempo. El caso es que los chicos de 20 no creen en la más mínima cohesión autoritaria del invento. Todos los días de la semana lo veo. El contador marcaba un nuevo milenio y se ha puesto a cero. ¿Carne de cañón? Otra vez en vía muerta… Estoy expectante. Pero tontería ninguna.

  • Mecanikong

    La cocina japonesa está sobrevalorada.
    Feliz año chicos y chicas. Dice mi suegra que con decir en este caso chicos valdría para abarcar a hombres y mujeres, que que tontería es esa de tanto femenino y masculino. Ella no maneja la @. Salud!!!!!!!

  • M.A.

    Visto, Cat. Y también lo de BT.

    Entiendo y comparto los elogios al Doctor Chema Ledo en "Nada menos que todo un hombre", lo que no comprendo es la pulla a Cercas…

    Mientras espero que los Reyes traigan "El impostor" me entretengo con "Vivir para contar" de Primo Levi.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *