Uncategorized

POTRO DE PLAYA Y MIEL

Hace unos días que a mi amigo Rafa Lahuerta le invitaron al palco del Valencia CF para la final del Trofeo Naranja. En realidad, la localidad de Rafa, de Paco Lloret o del gran Miquel Nadal debiera estar siempre en ese palco. Porque fueron ellos quienes levantaron la bandera del valencianismo cuando nadie creía en ella, ellos soportaron el descenso a los infiernos y ellos, fueron ellos quienes lideraron la caravana de recibimiento a los campeones de Manises a Mestalla cuando el Valencia ganó dos Ligas en el Siglo XXI.
Entiendo que Rafa estuviese un poco nervioso antes del acontecimiento. Pero hay razones que ya no puedes esgrimir, chico del pelazo de la calle Corgos: ni el sudor te delata y ya eres alguien, Rafael. Eres el autor del libro más bonito sobre fútbol que se ha editado en este país donde ya escriben de fútbol hasta las setas más aburridas, esas de columna de cierre en dominicales.
Y hay que seguir haciendo «Ultimas Vesprades….». Que no nos falte.


******




La columna de Espada. Sobre el biopic de Camarón que se emite en Netflix. Espada pronosticó un fracaso estrepitoso de «La leyenda del tiempo», el gran disco del genio de La Isla de San Fernando. Es la primera vez que veo que alguien lleva a gala un 7-0 en contra. Pero la ocasión de ver grabar aquel disco debió ser como follar con Ava Gardner: algo para contar nada más subirse la bragueta. El escritor de Nerja se queja, sin demasiada amargura, todo hay que decirlo, de que en la serie sobre Camarón no se pronuncia la palabra «droga» pese a que parece que tuvo bastante que ver en la temprana muerte del cantante….Bueno sobre la recepción social de las toxicomanías y su reflejo en el cine y en la literatura españolas se podría hacer un gran libro que se llevase por delante a esas dos insuficiencias recientemente escritas sobre la «contracultura» por Jordi Costa y un tal Labrador. Dos truños escasamente documentados y absurdos. No es cuestión baladí lo que comenta Espada. Cuando Espada dice que no sale la droga en el biopic de Camarón no hace más que señalar una hipocresía más de la sociedad española: aquella que esconde que sus grandes creadores suelen ser grandes adictos. A lo que sea. Y que estigmatiza al que consume tóxicos. Hay que asumir de una vez por todas que es imposible, porque nunca lo ha sido, una sociedad sin drogas. Desde Noé, que ebrio de vino, se folló a sus hijas.  Otra cosa es la educación al respecto. Y las políticas de reducción del daño. Imprescindibles estrategias al respecto. Me hace gracia que nadie haya dicho nada sobre FARIÑA, buena serie y gran libro. Pero con una incongruencia básica. ¿Qué pensaría la asociación Érguete, en los primeros 90, de la Fariña de Antena3? No hay mayor cinismo social que el que se sigue ejerciendo en torno a las drogas. Incluimos el alcohol y el tabaco, claro




********




Hermosísima la necrológica de Espada sobre su maestro Vicente Verdú. 




********










Apoyándome en unos versos del poeta Fernando Beltrán puedo decir que, ante el temor de las olas cantábricas, «nuestros primeros juguetes fueron los charcos de la playa.»





2 Comentarios

  • Joseba

    Primero de todo, quiero felicitarte por el blog, en el que tanto se puede aprender. No sé si conoce la obra "El regreso", de Hisham Matar, el relato verídico de cómo un hombre vive obsesionado durante dos decenios por la suerte (la muerte) de su padre, secuestrado por el régimen de Gadafi. Si la ha leído, me gustaría conocer su opinión, como profesional. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *